Red de laboratorios gastronómicos con Fundación Fuegos de Ecuador

Desde BCC Innovation comenzamos en 2021 un ilusionante proyecto con la Red de Innovación Culinaria del Ecuador que acaba de ser lanzada en conjunto entre Iche de la Fundación FUEGOS en el Océano Pacífico; Canopy Lab de Canopy Bridge en la selva de la Amazonía y Urku Minuka del Grupo Salinas en la Cordillera de los Andes. Estos tres laboratorios representan la identidad gastronómica de las tres biorregiones del país.

La Red busca posicionar la gastronomía ecuatoriana como potencia de biodiversidad alimenticia contribuyendo a la transición del sistema alimentario para ser más saludable, sostenible e inclusivo y mejorar así la calidad de vida de los ecuatorianos. BCC Innovation juega un rol esencial en el desarrollo e implementación de este proyecto con nuestro apoyo a la hora de diseñar un ecosistema de innovación abierta y emprendimiento gastronómico.

Para celebrar y comunicar esta colaboración, organizamos un encuentro virtual donde se destacó el rol de la gastronomía en la construcción de sociedades más resilientes. El encuentro fue moderado por la Fundación FUEGOS, liderada por Orazio Bellettini. Por parte del Canopy Lab intervino Marta Echavarría y por parte del Grupo Salinas P. Antonio Polo Frattin. Asimismo, participaron Joxe Mari Aizega, director del Basque Culinary Center y Estefanía Simón-Sasyk, chef investigadora de BCC Innovation y responsable de este proyecto

En este vídeoresumen del encuentro vemos cómo se remarca la convicción de que la gastronomía es una de las claves de transformación para el futuro de muchos países: “la comida tiene el poder de congregarnos a pensar y colaborar para construir el espacio común que habitamos” afirma Orazio. Con esta visión desde la Fundación Fuegos ponen en valor la gastronomía como factor clave para el desarrollo y progreso de un territorio.

Marta comparte el enfoque sobre el impacto esperado del proyecto: “la red gastronómica busca posicionar las maravillas de los alimentos que tenemos en este pequeño país que es Ecuador, pero que es una gran potencia en biodiversidad“, revelando así la importancia de dar valor a lo propio para crecer de una manera mucho más efectiva creando economías circulares que revalorizan en el mercado las variedades autóctonas.

Desde el Basque Culinary Center, Joxe Mari incorpora al discurso una tendencia actual de las instituciones públicas y organismos internacionales: “la gastronomía cada vez más en muchos países está siendo un sector estratégico porque permite crear valor de forma más descentralizada”. Estefanía complementa añadiendo que generar valor gastronómico impulsa el patrimonio cultural de muchas comunidades y ayuda a la inclusión de la misma”.

Antonio Polo afirma que gracias a este proyecto desarrollado con el apoyo de BCC Innovation, “se revaloriza el país y sus trabajadores se verán beneficiados”.

La conversación finaliza con una visión compartida entre todos los ponentes que confían en que muchas otras personas e instituciones trabajen juntos para hacer de la comida un catalizador de la transformación de nuestras sociedades.

Aquí te contamos un poco más acerca de este proyecto