Project Gastronomía en el Copenhagen Techfestival

Las interfaces -físicas y abstractas- dan forma a nuestra relación con los alimentos. Ya sea que se trate de la respuesta impulsiva de “compra” al empaque de bocadillos o su lugar favorito para el almuerzo, el diseño es la mano invisible que dicta el acceso y las actitudes hacia lo que comemos y cómo comemos. A medida que los nuevos ingredientes ingresan a las despensas y los alimentos se vuelven más complejos, ¿cómo podríamos aprovechar la tecnología para defender los elementos humanos de intimidad, conexión y transparencia en nuestro sistema alimentario?

MÁS INFORMACIÓN