Primera reunión en Deusto de todos los socios europeos del proyecto FOODRUS

Del 12 al 14 de septiembre, se dieron cita en la Universidad de Deusto, en el campus de Bilbao, los Investigadores del proyecto europeo FOODRUS, el cual, aspira a desarrollar soluciones circulares para limitar la perdida de alimento y el despilfarro dentro de la cadena agroalimentaria 

Es la primera vez que todos los socios se reunieron en persona y sirvió para informar sobre el progreso del proyecto y para dialogar sobre cómo promover el impacto de las soluciones innovadoras, que se desarrollará durante 42 meses y que la Universidad de Deusto coordina, a través de un equipo interdisciplinar de investigadores de la Facultad de Ingeniería, Derecho y Ciencias de la Salud, liderado por Ainhoa Alonso (IP principal) y Deitze Otaduy (directora de proyectos). Por parte de BCC Innovation, participaron Laura Vázquez, investigadora PhD. coordinadora del área de análisis sensorial, y Cinta Lomba, investigadora senior del área de sostenibilidad

«Las soluciones propuestas permitirán la capacitación y la implicación de todos los actores del sistema alimentario local (desde el campo hasta los consumidores finales, así como la administración pública, gestores de residuos, PYMEs y organismos financieros), creando un sentido de comunidad y alianza de actores para abordar el desafío de la pérdida y del despilfarro de alimentos».

Dra. Ainhoa ​​​​Alonso (coordinadora del proyecto FOODRUS)

Lea aquí, la información del proyecto FOODRUS

Una estrategia para reducir la perdida de alimentos

FOODRUS es un proyecto financiado con fondos europeos, dentro del marco del programa de Investigación e Innovación «Horizonte 2020», con el objetivo de limitar la perdida de alimento y el despilfarro, por medio de la creación de un sistema alimentario circular y colaborativo, a través de nueve regiones de Europa. Para conseguir este objetivo se probarán 23 soluciones a través de diferentes formas de colaboración e innovación, incluyendo tecnológicas, sociales, organizacionales y físicas. Estas soluciones se ejecutarán a lo largo de tres cadenas de valor, centradas en tres tipos específicos de alimentos en Europa:

-Piloto interregional español, enfocado en verduras y ensaladas de IV gama.

-Piloto eslovaco, analizará la cadena de valor del pan.

-Piloto danés, analizará la cadena de valor de la carne y el pescado.

Para ello, el proyecto cuenta con la participación de 29 colaboradores de 10 países y de distintos tipos de organizaciones, como: empresas, instituciones académicas y de investigación, entre las que se encuentra BCC Innovation, participando en el paquete de trabajo 2 (WP2) «Stakeholders empowerment», siendo responsable del diseño del programa social para los pilotos, que incluye acciones de ciencia ciudadana. Además, ha incorporado el concepto de «Living Labs» para los pilotos. El objetivo es involucrar de manera activa a todos los agentes relevantes de la cadena de valor para garantizar el buen desarrollo del proyecto y maximizar su impacto en el entorno. 

Para más información actualizada sobre el desarrollo y avances del proyecto lea aquí